F O T O G R A F Í A :

V I A J E S



T A I L A N D I A

B A N G K O K
MUSEO ERAWAN ( 1 )
Existe en la ciudad de Bangkok (Tailandia), concretamente en un lugar conocido como Samut Prakan, un extraño pero fantástico y sorprendente museo que, de inmediato, atrae la atención del visitante antes de acceder a él.

No es muy conocido, incluso para los propios habitantes de Bangkok. Yo llegué al conocimiento de su existencia cuando visitaba, hace ya un año, el impresionante Santuario de la Verdad (cuyas fotografías están expuestas en esta web) en los alrededores de Pattaya. El promotor y financiero fue un multimillonario filántropo llamado Khun Lak Viriyapant quién encargó la construcción de este santuario y que hoy en día se encuentra todavía en fase constructiva. Se había atrevido, además, con la financiación de otras dos fabulosas obras; el Museo Erawan y la Ciudad Antigua.

Este museo se terminó, para abrirlo al público, en el año 2006, cuando ya su promotor y financiero había fallecido (año 2000). La obra civil del museo está rodeada por un parque poblado completamente por árboles y plantas exóticas bordeando los caudales de agua que lo atraviesan en todas las direcciones. A lo largo de las fotografías podremos contemplar las preciosas estatuas que se encuentran en los más variados rincones.

 

  
Al acercarnos al complejo que alberga el museo nos sorprendemos ante la impresionante mole que representa un elefante de tres cabezas; un "Erawan", situado en la cúspide del edificio principal.

Sus nada desdeñables dimensiones, rondan los 44 metros de altura por 29 metros de ancho. El peso del cuerpo del elefante es de 150 toneladas y el peso de sus tres cabezas, del orden de 100 toneladas. El Erawan completo y vacío no es inferior a las 250 toneladas.

Todo este peso se encuentra soportado por un pedestal de 15 metros de altura, en cuyo interior se exponen verdaderas joyas del arte oriental distribuidas en dos plantas.

  

Se dice que el Museo Erawan fue inspirado en la mente de Khun Lak Viriyapant debido al enorme deseo de preservar su importantísima colección de antigüedades y poder aportarlas como una contribución al patrimonio cultural tailandés. Muchos de esos objetos, valiosas obras de arte, son considerados como sagrados para las gentes de cultura oriental.

En la fotografía inferior se observa una enorme placa colocada a la entrada del Museo en la que se puede contemplar la fotografía del señor Khun Lak y su esposa.

El diseño de éste complejo surgió ante una propuesta que le hizo un especialista occidental, el cual le sugirió construir un importante edificio en la ciudad con forma de manzana. La idea propuesta fue del agrado del filántropo tailandés, sin embargo pensó que para cultivar las tradiciones orientales sería mucho más adecuado que el edificio adoptase la forma de Airavata, el elefante celestial según la mitología hindú y que en Tailandia se denomina "Erawan".

Representaría el centro del universo y en consecuencia, sería el corazón espiritual de la tierra, lugar en el  que se guardarían los objetos sagrados de la cultura oriental.

  
Su creador, Khun Lak Viriyapant, decidió recrear la representación del Universo y que según la mitología hindú consta de tres partes; el bajo mundo, la tierra y el cielo. Las dos primeras partes las sitúa en el interior del pedestal y la tercera se concentra en el vientre del elefante.

En la planta baja se encuentra el "inframundo" que alberga una magnífica colección de cerámica y muebles, así como una magnífica colección de jarrones chinos de las dinastías Ming y QuinQ. También se encuentra representada la historia de la construcción de éste atípico museo.

La primera planta; "el mundo humano", están depositadas preciosas obras de l arte oriental y también del occidental. Incluye elaboradas figuras que representan seres de su mitología incluyendo, además, cerámica y alfarería europea. Se puede contemplar una preciosa estatua de Guanyin, la diosa china con mil brazos.

La segunda planta; "Cielo Tavatimsa" se encuentra en el vientre del elefante, al que se accede a través de una escalera de caracol. representa al que se encuentra en la cima del Monte Meru, montaña mítica que se considera sagrada en varias religiones. Se exiben estatuas y reliquias de Buda, odas ellas muy antiguas y que en el pasado se encontraban en los grandes templos de Ayutthaya (capital de Siam, hoy Tailandia), Tettanakosin, Lopburi entre otras. El Cosmos se encuentra representado, entre bellos colores azules, en las paredes internas del Erawan.


  
Las tres cabezas del Erawan captadas  desde la misma base del museo. Son impresionantes y al igual que las cobras, parecen hipnotizar al visitante. La fotografía es de baja calidad ya que el día amaneció muy cenizo y los rayos del sol no lograban atravesar esas nubes bajas. La falta de una buena luz me impidió captar todos los detalles de la monumental figura.

  
La fotografía se nuestra la entrada principal al museo, que consta de una planta baja (es un semisótano), la primera planta a la que se accede por esta entrada y una segunda planta situada ya en el interior del elefante al que se accede a través de una escalera de caracol.

ÍNDICE
 
P. PRINCIPAL